ConsejosSin categoría

¿Qué es la Psoriasis?

Posted

Si nunca has escuchado de la psoriasis ,  aquí te contaremos todo lo que necesitas saber, se dice que la psoriasis  es:  “Enfermedad crónica de la piel que evoluciona en forma de brotes y se caracteriza por la aparición de manchas rojas con escamas de color blanquecino que se localizan sobre todo en el cuero cabelludo, los codos y las rodillas, provocando un cierto quemor y picor. Puede manifestarse con diferente intensidad a lo largo de la vida y no es contagioso»

Es una enfermedad que no se escucha hablar  y muchos desconocen, no fue hasta hace unos meses que la famosísima Kim Kardashians compartio en su cuenta de Instagram acerca de esta enfermada que por años la ha afectado, ya que esta enfermedad a nivel estético es más problemático, afecta la autoestima de las personas que lo padecen y la limita a vivir una “vida normal”

Desde que Kim, compartió su experiencia en redes sociales, ayudo a personas que sufren de esta enfermedad que no se acomplejen por ello, ya que a pesar de ellos, se puede llevar una vida normal.

 En Europa, la prevalencia de la psoriasis oscila entre el 2 y el 3%, con una mayor proporción de casos registrados en regiones cercanas al Polo Norte (12%) y casi ninguna en la zona del Southsea. En América Latina, África y Asia, todavía no se dispone de información común sobre los casos, por lo que se desconoce la prevalencia, cómo se está tratando y la eficacia de estos tratamientos.

Síntomas

La psoriasis puede manifestarse de forma lenta o aparecer de forma repentina. Además, los síntomas pueden desaparecer durante un periodo de tiempo y volver a aparecer.

Las manifestaciones más habituales son lesiones cutáneas en forma de placas cuyo tamaño puede variar y que se caracterizan estar enrojecidas y recubiertas por escamas blanquecinas de forma y tamaño diferentes, algunas pueden tener el tamaño de la uña del dedo meñique, pero otras pueden extenderse hasta cubrir grandes superficies del cuerpo, adoptando una forma de anillo o espiral.

Las ubicaciones más frecuentes son los codos, las rodillas, el cuero cabelludo, la espalda y las nalgas.

La descamación puede ser confundida con caspa grave, pero las placas características de la psoriasis, que mezclan áreas escamosas con otras completamente normales, la distinguen de la caspa. La psoriasis también puede aparecer alrededor y debajo de las uñas, que aumentan de grosor y se deforman. Las cejas, las axilas, el ombligo y las ingles también pueden resultar afectados. Otros síntomas menos frecuentes son:

  • Dolor.
  • Lesiones genitales en los hombres.
  • Modificaciones en las uñas que van desde el color (tonalidades entre el amarillo y el marrón), grosor (más gruesas y el desprendimiento y separación de la piel).
  • Caspa.

Prevención y disminución de los padecimientos

Actualmente no se conoce ningún método para prevenir los padecimientos, pero se recomienda mantener humectada la piel a través de cremas , serums y aceites asi como el aceite de coco, tener una rutina de limpieza y ocasionalmente tomar el sol.

Clasificación de la Psoaris

Según gravedad

  • Psoriasis leve: Cubre un 2% o menos de la piel del cuerpo. Suelen ser placas aisladas localizadas en rodillas, codos, cuero cabelludo, manos y pies 
  • Psoriasis moderada: Cubre entre el 2% y el 10% de la superficie corporal. Puede aparecer en brazos, piernas, tronco, cuero cabelludo y otras áreas. 
  • Psoriasis grave: Cubre más del 10% de la piel del cuerpo

Según la forma y patrón de las escamas

  • Psoriasis en placas: Conocida como ‘psoriasis vulgaris’. Esta es la forma más típica de la Psoaris. Las escamas que forman la cúspide de la placa se componen de células muertas, que se desprenden de las placas. Otros síntomas también incluyen dolor y picor en la piel, así como resquebrajamientos.
     
  • Psoriasis en guttata o gotular: Este tipo se manifiesta como pequeñas gotas rojizas en la piel que aparecen en el tronco y las extremidades y a veces en el cuero cabelludo. Sin embargo, estas lesiones no son tan gruesas como las de la psoriasis en placas. Puede estar causada por algún tipo de infección y suele aparecer durante la infancia.
     
  • Psoriasis inversa (en pliegues): Aparece en axilas, ingles, bajo las mamas y en los pliegues de genitales y nalgas. Este suele manifestarse en pieles lisas y secas, en forma de enrojecimiento e inflamación, pero no de escamas. La psoriasis inversa es especialmente propensa a la irritación por el roce y el sudor, por eso las personas obesas tienen más problemas.
     
  • Psoriasis eritrodérmica: Es un tipo inflamatorio de psoriasis poco frecuente que suele afectar a la mayor parte del cuerpo. Se caracteriza por un enrojecimiento de la piel muy acusado y agresivo. Dentro de este grupo se encuentra la forma seca y la húmeda o edematosa (más grave).
     
  • Psoriasis pustular generalizada: También llamada psoriasis pustular de Von Zumbusch. Es muy poco común y se manifiesta con grandes áreas de la piel enrojecidas, que duelen y producen pústulas. Cuando estas pústulas se secan vuelven a aparecer de forma cíclica.
     
  • Psoriasis pustular localizada: Cuando las pústulas sólo aparecen en manos y pies.
     
  • Acropustulosis: En este tipo, las lesiones de la piel se localizan en las puntas de los dedos y a veces en los pies. Se caracterizan porque pueden ser dolorosas e incapacitantes, llegando a producir deformidad en las uñas y en los casos más graves, cambios en los huesos de la cara.

Artritis psoriásica

La artritis psoriásica es una forma de inflamación crónica de las articulaciones que afecta entre al 10 y el 30 por ciento de los pacientes con psoriasis. Esta patología, caracterizada por la rojez, dolor e hinchazón de las articulaciones, puede aparecer en cualquier momento, aunque suele desencadenarse entre los 30 y los 50 años.

Las zonas que se ven afectadas son principalmente los dedos de las manos y los pies, la columna lumbar y sacra, las rodillas y las muñecas.

En la artritis psoriásica juega un papel muy importante el diagnóstico precoz, ya que si no se trata con rapidez puede provocar daños irreversibles en las articulaciones.

Los brotes de psoriasis pueden desaparecer y volver a manifestarse al cabo de mucho tiempo.

Diagnóstico

El diagnóstico de la enfermedad se hace mediante la observación del área donde aparecen las descamaciones y las lesiones cutáneas. A medida que la psoriasis avanza, los médicos pueden reconocer fácilmente su patrón de descamación característico, por lo que, en general, no hace falta hacer pruebas diagnósticas.

Tratamientos

El tratamiento de la psoriasis depende de cada paciente y del tipo de la enfermedad que tenga. A pesar de que no existe cura para esta enfermedad, sí se puede mantener totalmente controlada y en algunos casos los síntomas (inflamación, enrojecimiento, descamación y picor) no tienen por qué volver a aparecer. Los diferentes tratamientos que se aplican son:

Fototerapia

En general, el sol es beneficioso para este tipo de pacientes. Algunos pueden necesitar un refuerzo específico con luz ultravioleta artificial (rayos UVB) o una combinación de luz ultravioleta y medicaciones, denominada PUVA (psoraleno junto con la exposición a luz ultravioleta UVA), también conocida como fotoquimioterapia. Se toma el medicamento por vía oral o inyectado para potenciar los efectos de los UVA.

Fármacos sistémicos:

Normalmente de tipo oral, aunque también pueden necesitar inyectables.

Medicación de uso tópico (cremas y lociones):

  • Esteroides: Entre los más comunes para la psoriasis leve y moderada. Son medicamentos que imitan la acción de ciertas hormonas que produce de forma natural el organismo.
     
  • Alquitranes: Las preparaciones basadas en alquitranes se han empleado durante siglos para tratar la psoriasis. Una de sus principales desventajas es el olor desagradable que desprenden.
     
  • Calcipotriol: es una forma sintética de la vitamina D, que se emplea en el tratamiento de la psoriasis leve o moderada. No actúa de forma rápida, pero a largo plazo es eficaz para controlar la psoriasis. No se recomienda aplicar en la zona de la cara, donde puede causar irritación.
     
  • Retinoides: Derivados de la vitamina A. Suelen emplearse combinados con esteroides.
     
  • Antralina: Es eficaz en la psoriasis leve o moderada y no plantea efectos secundarios a largo plazo, pero puede ser irritante para la piel.
     
  • Ácido salicílico: El ácido salicílico se utiliza como tratamiento complementario. Se emplea para eliminar las escamas de las placas de psoriasis y dejar preparada la piel para la aplicación de medicamentos de uso tópico.

Personalmente, padezco de esta enfermedad, específicamente la más común , la psoriasis vulgaris’ , recuerdo padecerla desde los 13 años pero no fue hasta los 24 años que al sufrir un brote de psoaris mas grave de tipo “Psoriasis pustular generalizada”  me di cuenta de la existencia de esta enfermadad y por ende que esa “resequedad escamosas” que tenia es por ello, regresando a cuando la psoriasis fue mas grave, pase por 3 doctores y ninguno me dio la solución es más la empeoraban, fue hasta que visite un especialista en dermatología que me ayudo con el tratamiendo necesario para disminuir el padecimiento. Este padecimiento causo en mi baja autoestima y “vergüenza” de que me vieran mis brazos llenos de escamas y solo usaba blusas de manga largas en un clima Tropical, una vez que comprendi esta enfermedad y que a través de los tratamientos y disminución de la apariencia de las escamas , ya  puedo vestirme de la forma en que me gusta y si las personas se me acercan y me preguntan que tengo en los brazos, es la oportunidad de hablar un poco de este padecimiento, pues el conocimiento es poder.

Y tu ya conocias esta enfermedad?

Referencia: https://cuidateplus.marca.com/enfermedades/dermatologicas/psoriasis.html

Comments are closed.